¿Qué obligaciones fiscales tengo al ser asalariado?

Declaración anual

¿Conoces tus obligaciones fiscales y cómo cumplir con ellas? mejor aún ¿estás listo para cumplirlas?

¿Qué significa ser asalariado?; La ley del impuesto sobre la renta (L.ISR) en su título IV establece el régimen fiscal aplicable para personas físicas que obtengan ingresos en México; por lo cual están incluidas las personas físicas que obtienen ingresos por salarios y en general por la prestación de un servicio subordinado

Sí tú obtienes tus ingresos o parte de tus ingresos mediante la prestación de servicios subordinados, estarás sujeto a las disposiciones fiscales establecidas por la Ley del ISR en su título IV y seguramente vendrán a tu mente algunas preguntas o comentarios; ¡no recuerdo haber realizado el pago de mis impuestos!, ¿quién debe pagar mis impuestos?, ¿cada cuando debo presentar mis impuestos?, ¿en dónde debo presentar mis impuestos?, entre otras.

La Ley del ISR establece que tu patrón/ empleador, deberá realizarte una retención mensual correspondiente a tus ingresos por sueldos y enterarla por tu cuenta al Servicio de Administración Tributaria (SAT), razón por la cual generalmente nunca te enteras de que sucedió con el pago de tus impuestos. 

Ahora que sabes lo anterior, seguramente te preguntarás; ¿entonces yo como contribuyente “asalariado” ya NO tengo obligaciones fiscales? Lamentablemente la respuesta es “SI”, aún tienes obligaciones fiscales que debes considerar.

Tu patrón y/o empleador en un principio es el obligado a calcular y presentar tu declaración anual, “excepto”: lo siguiente estoy seguro deberá ser de todo tu interés.

Sí caes en los siguientes supuestos tú patrón y/o empleador NO estará obligado a presentar tu declaración anual, es decir, tú deberás ser responsable de presentar tu propia declaración anual, por lo cual da un buen vistazo a lo siguiente:

  1. Si obtuviste ingresos mayores a 400,000 pesos en el año.
  2. Si trabajaste para dos o más patrones en el mismo año, aún cuando no hayas rebasado los 400,000 pesos.
  3. Si solicitaste por escrito a tu patrón que no presente tu declaración anual.
  4. Si dejaste de prestar tus servicios antes del 31 de diciembre del año de que se trate.
  5. Si prestaste servicios por salarios a personas que no efectúan retención como embajadas u organismos internacionales.
  6. Si obtuviste otros ingresos acumulables (honorarios, arrendamiento, actividades empresariales, entre otros) además de salarios.
  7. Si percibiste ingresos por concepto de jubilación, pensión, liquidación o algún tipo de indemnización laboral.

No lo tenías en mente ¿cierto?, algunos de los supuestos anteriores pueden tener consideraciones especiales, te recomendamos tenerlo en consideración.

TAXSAT-Tip’s Casi nadie sabe que tienes permitido aplicar deducciones personales, incluso sí tu patrón es el obligado a presentar tu declaración anual, tú podrías aplicar el supuesto “3” del listado anterior y presentar tu propia declaración anual; ¿qué pasa cuando tú patrón y/o empleador presenta tu declaración anual?, éste último seguramente por la carga tan importante de trabajo NO tendrá el cuidado y la diligencia para revisar sí tienes alguna “deducción personal permitida en los términos de la Ley del ISR” que podrás disminuir en tu declaración anual y posiblemente obtener un beneficio, esto siempre dependerá de cada caso, sin embargo, te recomendamos sean consideradas.

TAXSAT se preocupa en trasmitir a nuestros clientes conocimiento y claridad de sus obligaciones y beneficios fiscales, mediante la promoción de herramientas tecnológicas, foros y noticias para mejorar la cultura fiscal. Esto si duda te ayudará para tomar mejores decisiones y cumplir con tus obligaciones en tiempo y forma. 

Recuerda que la declaración anual no es sinónimo de recuperar dinero, es una obligación del contribuyente, pero al realizar el correcto seguimiento a los ingresos y gastos se pueden promover beneficios económicos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: