Procedimiento de fiscalización SAT

Primeramente, hemos de considerar que es obligación de los mexicanos contribuir al gasto público de conformidad al artículo 31, fracción IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Debido a lo anterior, las autoridades fiscales tendrán facultades de comprobación de conformidad al artículo 42 del Código Fiscal de la Federación, es decir, cerciorarse si los contribuyentes cumplen con sus obligaciones fiscales, mediante posibles procedimientos, mencionando los más comunes: a) Visita domiciliaria, b) Revisión de gabinete y  c) Revisión electrónica.

Dichos procedimientos deberán de apegarse a las disposiciones fiscales de forma entre ellas, el procedimiento de fiscalización no deberá de exceder de un año, además es obligación de la autoridad hacerle del conocimiento al contribuyente los derechos a los que es acreedor, de manera enunciativa más no limitativa:

  • Derecho a ser informado y asistido por las autoridades fiscales en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, así como del contenido y alcance de las mismas, por lo que se deberá de informar el tipo de procedimiento, impuestos y ejercicio a revisar, entre otros;
  • Derecho a no aportar los documentos que ya se encuentran en poder de la autoridad fiscal actuante, tal es el caso del acuse de la presentación de las declaraciones anuales, mensuales, bimestrales o documentos que hayan sido presentados al momento del Registro Federal de Contribuyentes.

Ahora bien, concluido el procedimiento de fiscalización, la autoridad determinará si el contribuyente se encuentra en un correcto cumplimiento de sus obligaciones fiscales, caso contrario podría determinar un crédito fiscal si se determinó adeudo por parte del contribuyente, mismo que se integrará en impuestos a pagar, multas, actualizaciones y recargos.

Posteriormente a la notificación se contará con un plazo para pagarlo, o en su caso impugnarlo. Es aconsejable llevarlo a juicio ya que existe la oportunidad de analizar la forma y fondo del mismo, es decir, si las cantidades determinadas fueron correctas y en cuanto a la forma, si el procedimiento se llevó de conformidad con la ley.

Transcurrido el plazo para pagarlo o en su caso impugnarlo, si el contribuyente realiza caso omiso, la autoridad fiscal podrá iniciar con el Procedimiento Administrativo de Ejecución, mismo que comenzará con el mandamiento de ejecución, requerimiento de pago y embargo. Derivado de ello, existen diversas conductas de contribuyentes evitando el cobro de los créditos, que podrían perjudicar en mayor medida su patrimonio.

Existe gran cantidad de empresas que previamente a la notificación o al cobro, desaparecen de su domicilio fiscal, trayendo con ello mayores consecuencias jurídicas e inclusive penales, ya que de primera cuenta podrían estar cometiendo el delito fiscal, previsto en el artículo 110, fracción V del Código Fiscal de la Federación, y adicionalmente la autoridad fiscal cuenta con la facultad de ejecutar procedimientos alternos para su localización.

Además, podríamos caer en algún supuesto de responsabilidad solidaria, previsto en el artículo 26 del Código Fiscal de la Federación, siendo responsables los socios o accionistas del adeudo fiscal.

Ante ello, TAXSAT puede asesorarte y defenderte de los procedimientos de fiscalización y créditos fiscales con estrategias novedosas que se encuentran en la legislación, protegiendo tu patrimonio y, en consecuencia, quedar al corriente de tus obligaciones fiscales.

“Preocúpate de tu empresa, nosotros de los impuestos”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: