¿Cómo comenzar tu vida de emprendedor?

¿Qué piensas al escuchar “Ana y Mary” o “Pepe y Toño”?

Seguramente has leído valiosos libros que te ayudaron a impulsar ese ímpetu de emprender, o simplemente un buen día despertaste decidido a formar tu propia organización y decir “soy mi propio jefe”.

Es todo un desafío ¿cierto?, sólo aquellos que están o han estado en tus zapatos entienden todo el riesgo y la responsabilidad que implica estar al frente de una organización, no importa el tamaño que ésta tenga. Los expertos exponen diversas teorías para que una organización pueda consolidarse como un “negocio en marcha”, sin embargo; por ahora sólo me gustaría invocar una de ellas:

Forma un equipo de expertos que te ayuden en administrar los riesgos de tu negocio, tu equipo puede ser interno o externo.

Con ayuda de un experto (interno o externo) deberás analizar cada rubro operativo y administrativo de tu negocio para identificar las tareas y procesos clave que debes desarrollar para minimizar los riesgos y potencializar las oportunidades.

Sin duda el rubro contable-fiscal es uno de los más importantes; el no llevar un control adecuado de las operaciones financieras podría ocasionarte bastantes problemas, limitará tu capacidad para solicitar créditos, tomar decisiones inadecuadas, hacerte acreedor de sanciones y multas fiscales, entre otras.

Es momento de responder preguntas clave

¿Estoy obligado a llevar contabilidad?

La Ley del Impuesto Sobre la Renta establece en sus disposiciones generales que las personas morales (cualquiera) y personas físicas que obtengan ingresos por actividades empresariales y profesionales deberán llevar contabilidad en los términos establecidos del artículo 28 del Código Fiscal de la Federación (CFF) y los requisitos administrativos del reglamento del mismo Código.

En los términos fiscales, la contabilidad debe ser integrada por los libros, sistemas y registros contables, papeles de trabajo, estados de cuenta, cuentas especiales, libros y registros sociales, control de inventarios, avisos o solicitudes de inscripción al RFC, declaraciones anuales, informativas y pagos provisionales, mensuales, bimestrales o según corresponda, estados financieros (entre otros mencionados por la Ley) y cualquier otra información que contenga datos administrativos y operativos de la Empresa.

¿Puedo tener sanciones económicas por no llevar la contabilidad?

el Código Fiscal de la Federación en su artículo 84 establece las multas a las que puede ser acreedor el contribuyente si incumple con lo establecido en su artículo 28 del mismo código; a continuación, mencionaremos algunos ejemplos representativos sobre las multas:

InfracciónMultaFundamento
No llevar la contabilidadDe $ 1,520.00 a $ 15,140.00Art. 84 fracción I
No llevar el control de inventariosDe $ 330.00 a $ 7,570.00Art. 84 fracción II
No expedir CFDI a los clientesDe $ 15,280.00 a $ 87,350.00Art. 84 fracción IV
Utilizar para efectos fiscales comprobantes expedidos por un tercero que no desvirtuó la presunción de que tales comprobantes amparan operaciones inexistentes y, por lo tanto, se encuentra en el listado del 69-B*De 55% a un 75% del monto de cada comprobante fiscalArt. 84 fracción XVI
*¿Qué es el artículo 69-B?

¡Quizá sean un tema que desconoces, pero es importante que sepas de su existencia e implicaciones, y más aún si es parte fundamental para el crecimiento de tu organización!

TAXSAT se ocupa de tus impuestos, tú #quédateencasa y preocúpate de tu negocio.

¿Qué hay sobre el nuevo régimen fiscal para plataformas digitales?

CONOCE EL PRODUCTO QUÉ TENEMOS PARA TI, POR COVID TENEMOS DESCUENTOS ESPECIALES.

A lo largo de la historia el hombre ha tenido la necesidad de evolucionar en función a los retos de la naturaleza, entorno y competencias, para lo cual mejoró sus herramientas, planes y estrategias de ejecución, y ahora en nuestro tiempo no es la excepción, los siglos XX y XXI han sido testigos de la nueva “Revolución Tecnológica”, en donde para el hombre moderno la tecnología es tan indispensable como el propio aire que respira y que sin ella simplemente caería en la obsolescencia, lo que en el pasado se conocía como extinción.

En la cadena alimenticia de los negocios, sin dunda unos de los mayores depredadores siempre será el Estado, de igual manera este último ha logrado evolucionar para sobrevivir, quizá no al ritmo de pasos agigantados como los inversores, pero si cada vez más preciso. Y así fue como nuestro Gobierno mexicano el pasado 28 de diciembre de 2019 lanzó como parte del paquete económico la nueva “Reforma Fiscal 2020”, en donde se incluyó el nuevo régimen para fiscalizar a las plataformas digitales.

Solicitud de chofer o alimentos…

Pero ¿qué es el régimen para fiscalizar a las plataformas digitales?

El Senado aprobó la reforma a las leyes fiscales del Impuesto Sobre la Renta (ISR) e Impuesto al Valor Agregado (IVA), siendo estos los actores principales para fiscalizar a las plataformas digitales, para entrar un poco más en materia fiscal en idioma universal, lo siguiente:

Existen 4 principales grupos de plataformas digitales:

Descarga de contenido

Enajenación de bienes y prestación de servicios

Trasporte terrestre de pasajeros y bienes

Hospedaje

En donde seguramente muchos de nosotros, hemos ocupado o requerido de estos servicios a través de nuestro móvil, o somos la otra cara de la moneda, siendo quien conduce el auto; maneja la bicicleta repartiendo comida; somos el anfitrión que brindará el servicio de hospedaje o estamos vendiendo simplemente algo, y seguramente te preguntarás ¿y la plataforma digital?, bueno ella jugará un importante papel en el juego de fiscalización. Entonces hemos identificado 3 personas, (1) la contribuyente persona física, (2) la plataforma digital y (3) el usuario final (podrá ser persona moral, persona física o NO contribuyente).

¿Pero esto qué significa o qué impacto tiene para mí?, a continuación, mencionaremos aspectos relevantes a considerar para cada figura:

1. Contribuyente persona física: ¿realizas alguna de las actividades económicas antes mencionadas mediante plataforma digital?, es muy importante que puedas identificar el régimen al cual perteneces o debes pertenecer, así como los cambios que debes considerar, por ejemplo; quizá para tener un ingreso extra brindas servicio de hospedaje en tu casa mediante una plataforma digital, pero tu actividad principal es percibir un sueldo a través de un  patrón, en este caso, sólo deberás de considerar presentar tu declaración anual (siempre que los ingresos obtenidos por la plataforma digital no sean superiores a los $300,000 pesos mexicanos), pero quizá en otro ejemplo, los fines de semana atiendes una comercializadora propia o brindas asesorías independientes, en este último caso si deberás considerar de forma importante la reforma fiscal, bajo éste último supuesto, se entenderá que el contribuyente tributa bajo el régimen de actividad empresarial, pudiendo deducir aquellos gastos e inversiones de carácter necesario para desarrollar las actividades empresariales incluyendo las de plataforma digital.

Es importante mencionar que no existe una receta de cocina para otorgar la respuesta más adecuada, esto siempre dependerá de cada caso por lo cual recomiendo recibir asesoría de un experto.

2. Plataforma digital: mencionaremos aspectos importantes como parte de sus obligaciones que deben interesarte:

–       Descargas o accesos a imágenes: la plataforma deberá expedir el CFDI por el pago de contraprestación con el impuesto trasladado de forma expresa y por separado. Lo importante es que el receptor podrá acreditar el IVA de su compra, considerar que, si la plataforma no se encuentra inscrita en el RFC la operación será tratada como importación de servicios digitales. (Aplica para plataformas que te permiten ver o descargar contenido de videos, películas, música, juegos, contenidos multimedia, etc.)

–       Intermediación entre terceros (NO aplica para el usuario final): expedir a cada persona física a la que le hubiere efectuado la retención de ISR e IVA un CFDI de la retención e información de pagos, a más tardar dentro de los cinco días siguientes al mes en el que se efectuó la retención. (aplica para plataformas de servicios de trasporte de personal y de bienes, servicios de hospedaje y venta de bienes). Ahora bien, ¿qué sucede con esa retención y qué representa para mí?; en la mayoría de los casos, esas retenciones podrán ser aplicadas como pagos definitivos del impuesto, pero como ya lo hemos mencionado, todo dependerá de cada contribuyente persona física.

Como contribuyente persona física será muy importante que te asegures que la plataforma contenga tus datos fiscales de forma correcta y conserves los CFDI expedidos por las retenciones efectuadas, recomendamos tener tu propio respaldo de información.

3. Usuario final: respecto del usuario final, podrá tener un comprobante fiscal por los servicios adquiridos que, dependiendo su régimen fiscal, podrá deducir el gasto para ISR y acreditar el IVA que le hayan trasladado, por ejemplo: si un asesor independiente tiene la necesidad de viajar y decide hospedarse mediante un servicio de plataforma digital, obtendrá un CFDI que podrá deducir y acreditar el IVA sin ningún problema.

¿Esto encarecerá los servicios?……., No es una fórmula muy difícil de descifrar, por lo cual, una planeación adecuada sin duda ayudará a mejorar nuestra economía integral.

En TAXSAT analizaremos de forma especial tu caso para proporcionarte la mejor solución a tus necesidades con total trasparencia, te invitamos a revisar nuestro portafolio de productos para personas físicas MIPyMES en donde seguro encontrarás el servicio adecuado a tus necesidades o si nos dejas tus datos un experto te contactará.

¿Qué obligaciones fiscales tengo al ser asalariado?

Declaración anual

¿Conoces tus obligaciones fiscales y cómo cumplir con ellas? mejor aún ¿estás listo para cumplirlas?

¿Qué significa ser asalariado?; La ley del impuesto sobre la renta (L.ISR) en su título IV establece el régimen fiscal aplicable para personas físicas que obtengan ingresos en México; por lo cual están incluidas las personas físicas que obtienen ingresos por salarios y en general por la prestación de un servicio subordinado

Sí tú obtienes tus ingresos o parte de tus ingresos mediante la prestación de servicios subordinados, estarás sujeto a las disposiciones fiscales establecidas por la Ley del ISR en su título IV y seguramente vendrán a tu mente algunas preguntas o comentarios; ¡no recuerdo haber realizado el pago de mis impuestos!, ¿quién debe pagar mis impuestos?, ¿cada cuando debo presentar mis impuestos?, ¿en dónde debo presentar mis impuestos?, entre otras.

La Ley del ISR establece que tu patrón/ empleador, deberá realizarte una retención mensual correspondiente a tus ingresos por sueldos y enterarla por tu cuenta al Servicio de Administración Tributaria (SAT), razón por la cual generalmente nunca te enteras de que sucedió con el pago de tus impuestos. 

Ahora que sabes lo anterior, seguramente te preguntarás; ¿entonces yo como contribuyente “asalariado” ya NO tengo obligaciones fiscales? Lamentablemente la respuesta es “SI”, aún tienes obligaciones fiscales que debes considerar.

Tu patrón y/o empleador en un principio es el obligado a calcular y presentar tu declaración anual, “excepto”: lo siguiente estoy seguro deberá ser de todo tu interés.

Sí caes en los siguientes supuestos tú patrón y/o empleador NO estará obligado a presentar tu declaración anual, es decir, tú deberás ser responsable de presentar tu propia declaración anual, por lo cual da un buen vistazo a lo siguiente:

  1. Si obtuviste ingresos mayores a 400,000 pesos en el año.
  2. Si trabajaste para dos o más patrones en el mismo año, aún cuando no hayas rebasado los 400,000 pesos.
  3. Si solicitaste por escrito a tu patrón que no presente tu declaración anual.
  4. Si dejaste de prestar tus servicios antes del 31 de diciembre del año de que se trate.
  5. Si prestaste servicios por salarios a personas que no efectúan retención como embajadas u organismos internacionales.
  6. Si obtuviste otros ingresos acumulables (honorarios, arrendamiento, actividades empresariales, entre otros) además de salarios.
  7. Si percibiste ingresos por concepto de jubilación, pensión, liquidación o algún tipo de indemnización laboral.

No lo tenías en mente ¿cierto?, algunos de los supuestos anteriores pueden tener consideraciones especiales, te recomendamos tenerlo en consideración.

TAXSAT-Tip’s Casi nadie sabe que tienes permitido aplicar deducciones personales, incluso sí tu patrón es el obligado a presentar tu declaración anual, tú podrías aplicar el supuesto “3” del listado anterior y presentar tu propia declaración anual; ¿qué pasa cuando tú patrón y/o empleador presenta tu declaración anual?, éste último seguramente por la carga tan importante de trabajo NO tendrá el cuidado y la diligencia para revisar sí tienes alguna “deducción personal permitida en los términos de la Ley del ISR” que podrás disminuir en tu declaración anual y posiblemente obtener un beneficio, esto siempre dependerá de cada caso, sin embargo, te recomendamos sean consideradas.

TAXSAT se preocupa en trasmitir a nuestros clientes conocimiento y claridad de sus obligaciones y beneficios fiscales, mediante la promoción de herramientas tecnológicas, foros y noticias para mejorar la cultura fiscal. Esto si duda te ayudará para tomar mejores decisiones y cumplir con tus obligaciones en tiempo y forma. 

Recuerda que la declaración anual no es sinónimo de recuperar dinero, es una obligación del contribuyente, pero al realizar el correcto seguimiento a los ingresos y gastos se pueden promover beneficios económicos.