¿Cómo comenzar tu vida de emprendedor?

¿Qué piensas al escuchar “Ana y Mary” o “Pepe y Toño”?

Seguramente has leído valiosos libros que te ayudaron a impulsar ese ímpetu de emprender, o simplemente un buen día despertaste decidido a formar tu propia organización y decir “soy mi propio jefe”.

Es todo un desafío ¿cierto?, sólo aquellos que están o han estado en tus zapatos entienden todo el riesgo y la responsabilidad que implica estar al frente de una organización, no importa el tamaño que ésta tenga. Los expertos exponen diversas teorías para que una organización pueda consolidarse como un “negocio en marcha”, sin embargo; por ahora sólo me gustaría invocar una de ellas:

Forma un equipo de expertos que te ayuden en administrar los riesgos de tu negocio, tu equipo puede ser interno o externo.

Con ayuda de un experto (interno o externo) deberás analizar cada rubro operativo y administrativo de tu negocio para identificar las tareas y procesos clave que debes desarrollar para minimizar los riesgos y potencializar las oportunidades.

Sin duda el rubro contable-fiscal es uno de los más importantes; el no llevar un control adecuado de las operaciones financieras podría ocasionarte bastantes problemas, limitará tu capacidad para solicitar créditos, tomar decisiones inadecuadas, hacerte acreedor de sanciones y multas fiscales, entre otras.

Es momento de responder preguntas clave

¿Estoy obligado a llevar contabilidad?

La Ley del Impuesto Sobre la Renta establece en sus disposiciones generales que las personas morales (cualquiera) y personas físicas que obtengan ingresos por actividades empresariales y profesionales deberán llevar contabilidad en los términos establecidos del artículo 28 del Código Fiscal de la Federación (CFF) y los requisitos administrativos del reglamento del mismo Código.

En los términos fiscales, la contabilidad debe ser integrada por los libros, sistemas y registros contables, papeles de trabajo, estados de cuenta, cuentas especiales, libros y registros sociales, control de inventarios, avisos o solicitudes de inscripción al RFC, declaraciones anuales, informativas y pagos provisionales, mensuales, bimestrales o según corresponda, estados financieros (entre otros mencionados por la Ley) y cualquier otra información que contenga datos administrativos y operativos de la Empresa.

¿Puedo tener sanciones económicas por no llevar la contabilidad?

el Código Fiscal de la Federación en su artículo 84 establece las multas a las que puede ser acreedor el contribuyente si incumple con lo establecido en su artículo 28 del mismo código; a continuación, mencionaremos algunos ejemplos representativos sobre las multas:

InfracciónMultaFundamento
No llevar la contabilidadDe $ 1,520.00 a $ 15,140.00Art. 84 fracción I
No llevar el control de inventariosDe $ 330.00 a $ 7,570.00Art. 84 fracción II
No expedir CFDI a los clientesDe $ 15,280.00 a $ 87,350.00Art. 84 fracción IV
Utilizar para efectos fiscales comprobantes expedidos por un tercero que no desvirtuó la presunción de que tales comprobantes amparan operaciones inexistentes y, por lo tanto, se encuentra en el listado del 69-B*De 55% a un 75% del monto de cada comprobante fiscalArt. 84 fracción XVI
*¿Qué es el artículo 69-B?

¡Quizá sean un tema que desconoces, pero es importante que sepas de su existencia e implicaciones, y más aún si es parte fundamental para el crecimiento de tu organización!

TAXSAT se ocupa de tus impuestos, tú #quédateencasa y preocúpate de tu negocio.